Vestirse para una boda

Hola amigas!

Llega el buen tiempo y con ello, las bodas. Amigas, parientes, conocidos de conocidos…

Sea como sea, es momento de lucirnos.

Como el tiempo acompaña, podemos lucir unas piernas perfectamente depiladas. Con lo que un vestido de corto, nos quedaría divino.

Con manga, tirantes , palabra de honor, balconet, escote de corazón, cuello barco… Tienes un sinfín de posibilidades, pero lo más importante es que te sientas más cómoda aunque, si enseñas los hombros, se acordarán más de ti posiblemente…

Qué vestido elegir? Qué color? Uno con volantes? De tubo? Corte sirena? Plisado?… Otro sinfín de posibilidades más. Hay demasiadas opciones y demasiadas opciones de equivocarnos. Así que, lo mejor, hacerte un vestido a medidaPero no de cualquier forma claro!

Dejándote asesorar por profesionales.

En una ocasión, nos llegó una chica que tenía en la cabeza una idea un tanto… extraña. Con lo que vio en una revista de moda, lo que le enseñó una amiga y lo que le contó su madre, se montó mentalmente lo que creía que era el vestido perfecto para ella.

Le hicimos un boceto para plasmar su idea en papel. Fuimos retocando, cambiando, perfeccionando el dibujo hasta que lo encontramos. Cierto es que, tras pasar del papel al patrón, se hicieron otros cambios de diseño, pero al final, con un color que resaltaba sus virtudes y un entallado que marcaba su figura.

Ese cruce de tirantes en la espalda fue la sensación de la fiesta. Y con un tocado a juego y unos zapatos con la misma tela del vestido… La guinda a un vestido de infarto. Lo gracioso es que, fue el día del verano que peor tiempo hizo y pasó un poco de frío. Pero nada que un gentil caballero, poniendo su chaqueta a los hombros de la clienta no pudo solventar…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *