¿Qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento que se aplica en múltiples enfermedades, desde el cáncer o las alergias. También se la conoce como terapia biológica o bioterapia dadas sus características; en ella se utilizan sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas ex profeso en un laboratorio para estimular las defensas naturales de nuestro organismo. Es decir, este proceso busca mejorar, identificar problemas y restaurar la función de nuestro sistema inmunológico y puede aplicarse de forma preventiva o profiláctica, o también con aspectos curativos, como parte de una terapia.

No es un sistema recetado en primer lugar, si no que, por norma general, el médico aplicará otros procedimientos antes. Por ejemplo, en el caso de las alergias, el alergólogo o alergóloga optará por aislar al paciente del alérgeno, mitigar los síntomas con antihistamínicos, corticosteroides u otros medicamentos. El problema de todas estas soluciones es que ninguna de ellas cura la patología, pero suavizan sus síntomas.

La inmunoterapia es el único método que hace desaparecer la enfermedad ya que reduce la sensibilidad a los alérgenos, causa de la alergia. Además, se trata de un remedio de larga duración, con efectos beneficiosos que duran varios años.

Sin embargo, no es algo que se realice de primera mano ya que no funciona en todos los casos. Por añadidura, su aplicación consiste en inyecciones distribuidas en un periodo que puede abarcar entre los tres y cinco años. Las partículas utilizadas  se denominan inmunomoduladores.

Lo latoso de esto, lleva a que sólo se aplique en casos muy específicos, como en los de aquellas personas que no pueden llevar una vida normal porque padecen síntomas muy severos. Su eficacia es mayor en pacientes con rinitis alérgica o asma, mientras que no se recomienda su aplicación en historiales de alergia alimentaria o medicinal.

Es un procedimiento con mayores posibilidades de éxito si se aplica en edades tempranas o al poco tiempo del primer brote de alergia.

Comienza introduciendo en el organismo pequeñas cantidades del alérgeno. Con  dosis progresivamente crecientes, nuestro alergólogo o alergóloga conseguirá que nuestro cuerpo se adapte al contacto con ese antígeno, llegando a una insensibilización que evite respuestas negativas.

De todos modos, no debemos olvidar que existen alternativas a la inmunoterapia o que, simplemente, pueden complementarla. Hablamos del caso de los sistemas de filtración de aire, los cuales limpian el aire ambiente reteniendo hasta un 90% de las partículas. Esto ayuda a eliminar también los alérgenos de nuestro hogar, facilitando el correcto tratamiento a través de la inmunoterapia.

Entre estos sistemas de filtración del aire, aquellos que poseen filtros de alta captación (HEPA), como es el caso de los sistemas de Filterqueen, obtienen los mayores índices de purificación del aire, por lo que constituyen una solución muy recomendable para aquellas personas que sufren alergia. En el siguiente enlace podéis ver cómo funcionan algunos de estos sistemas de purificación del aire de Filterqueen.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *