Pros y contras para la reparación de un electrodoméstico

Hola amigos!

No hace mucho, estaba comiendo entre amigos y salió el tema. Un viejo electrodoméstico, ¿es mejor tirarlo a la basura y comprar uno nuevo, o mejor repararlo y hacer que esté más tiempo con nosotros y funcionando?

Hubieron argumentos de sus pros y sus contras en cada respuesta. Algunas buenas, otras más desafortunadas…

El bando de los que apostaban por renovar electrodoméstico, argumentaban que no tenía sentido alguno meter más dinero en un viejo “trasto”, exceptuando algunos coches que pasan a ser clásicos directamente. En ese caso, sí que les valía la pena… Para gustos, los colores dicen.

El otro bando, en el que decíamos que era mejor arreglarlo. En primer lugar, es un tema ecológico. Es más sostenible la reutilización de aparatos electrónicos alargándoles al máximo su vida útil. El coste energético de transportar al desguace o tienda que nos “hace el favor” de recogerlo, el coste de destruir el electrodoméstico son mucho más elevado de lo que en ocasiones nos pensamos. Añadiendo también los mismos costes de transporte al nuevo. Continuando en el ámbito ecológico, los recursos con los que se fabrican nuestros aparatos, no son ilimitados.
Por otro, lado, existe un motivo menos altruista pero que está a la orden del día. Desgraciadamente estamos en un momento de crisis, como todos ya sabemos, y nos resulta más barato arreglar el electrodoméstico que no comprarnos uno de nuevo. Y que en estos tiempos, al comprar algo nuevo, nos solemos decantar por lo “barato” ante lo bueno, por lo que aquello que tanto hemos oido de lo barato sale caro se está volviendo a ser una realidad cada vez más palpalble. De esta manera compramos algo que nos saca del paso pero que luego nos obliga a comprar otro electrodoméstico nuevo y esta vez, iremos (espero) elegiremos el bueno (que no tiene porqué ser el más caro). Y todo esto nos lo hubiéramos ahorrando, con una simple llamada a nuestro técnico de confianza para que pidiéndole que nos arregle nuestro electrodoméstico.

Aunque al hablar de reparación de electrodomésticos suene a catrastrofista, suena a aparato destrozado que casi vale más repararlo que comprarse uno de nuevo, no es así. Una reparación muy común en los lavavajillas, es cuando no absorven el agua y empieza a salir agua y jabón. El usuario suele quitar los filtros por si se ha quedado algo atascado, pero resulta que no. Una vez visitamos el lavavajillas del cliente, en seguida vemos que un cubierto de plástico o madera se ha desprendido y se ha alojado en la zona donde el agua y el jabón salen. Se pasa un pañuelo fino o algo parecido y… ¡listos!

Entonces, es mejor siempre llamar a un profesional a que revise cuál puede ser el desperfecto antes de tomar una decisión terminal.

¿Cuál fue la última reparación en un electrodoméstico que tuviste?

Fuente: www.monserveis.net Expertos en reparación de electrodomésticos en Barcelona

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *