La innovación desde el área financiera de la empresa

RAÚL JAIME MAESTRE
Muchas veces se ve el área financiera de una empresa como un dinosaurio que sólo trabaja con datos pasados y no ve más allá; en otras ocasiones se le señala como un centro no productivo dentro de la organización. Sin embargo, esta consideración está lejos de la realidad, ya que toda organización tiene que gestionar los recursos conseguidos para optimizar su valor y ofrecer el máximo rendimiento dentro de ésta. En estos años últimos años se ha estado hablando de la contabilidad creativa dentro de la empresa. Pero más allá de este concepto están las personas, las cuales tienen que ofrecer imaginación en su puesto de trabajo. He dicho imaginación, sí, porque los números no sólo son números en entornos tan cambiantes como los que tenemos ahora. Desde el área financiera puedes notar donde se dirige la empresa y hasta si un cliente, proveedor o elemento externo esta cambiando de rumbo…

Innovar… Os preguntaréis en qué se puede innovar. Y lo cierto es que con la normativa contable no se puede hacer mucho más de lo que hay. Básicamente se trata de ver más allá de lo que tienes en la mano y darle un enfoque nuevo, desde arriba, desde abajo y por el medio si hace falta. Hace unos meses asistí a una conferencia en EADA de Oriol Amat donde exponía que podemos crear modelos de predicción de riesgos que no sólo pueden utilizar los bancos y las grandes empresas, sino también una PYME. Se trata de crearse un modelo propio para detectar estos cambios de rumbo.

Analizar, pero también prever
Hay empresas, muchas de ellas pequeñas y medianas, que viven en el pasado sin indicadores de lo que pasa en su entramado. Vaya, que sólo analizan sus ventas. No se dan cuenta que es tan importante vender en el momento presente como saber cuánto podrás vender en el futuro. Esto pasa en muchas empresas que se han especializado en ciertos sectores y trabajan por proyectos. Seguramente sus ventas parecen un montaña rusa que cambia cada año, sin poder prever lo que pasará al año siguiente y siempre a la espera de los presupuestos internos de los clientes. Una de las consideraciones y propuestas del área financiera debería ser la de señalar que contra más ingresos recurrentes, más estabilidad tendrá la empresa para hacer frente a sus pagos.

La persona a cargo del área financiera tiene que ver nuevas formas de llegar al objetivo común de la empresa. No puede convertirse en un centro de gastos sin aportaciones,  en el que sólo se ve como pasan las facturas y se contabilizan. Eso puede ocasionar una muerte funcional del departamento recluyéndolo en un segundo plano dentro de la empresa.

 

Raúl Jaime Maestre
Curso de Dirección General de EADA (2011-2012)
Máster en Dirección Financiera de EADA (2008-2009)

 

http://alumni.blogs.eada.edu

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *