Jordania Maravillosa (2): Petra y el Mar Muerto

Desde Kaluma Travel proponemos un recorrido por Jordania, reino de gran interés turístico. En el post anterior empezamos por su capital, la ciudad de Ammán. Ahora iremos hacia Petra y conoceremos un poco mejor los secretos que esconde el Mar Muerto.

Petra, la ciudad del desierto

Tumbas Reales en Petra, Jordania

Tumbas Reales en Petra, Jordania

Petra está considerada una de las Siete Maravillas del Mundo desde 2007. Fue la capital del antiguo reino Nabateo (Siglo IV a.C. al I d.C.), que se desarrolló al sur y al este de Palestina. La ciudad, a unos 200 km al sur de Ammán, se esculpió en las rocas del Valle de la Áraba, un valle angosto que va desde el mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba. Su situación, resguardada, con un suministro seguro de agua y cercana al mar, la convirtió en un lugar clave para el comercio entre Egipto, Siria y Arabia y el Sur del Mediterráneo, epicentro de la ruta comercial de productos de lujo (seda, especias, marfil, perlas e incienso).

Los nabateos recogían el agua de la lluvia y la canalizaban en pequeños acueductos subterráneos. Para asegurar el suministro la distribuían a los ciudadanos de Petra mediante un sistema de reglas. Una red hidráulica de tuberías de cerámica contenía el agua en varios embalses, y la ciudad también contaba con una fuente pública. Estos acueductos y embalses todavía se pueden ver hoy en día.

La roca con la que se construyó Petra es la arenisca, una roca homogénea y dura. En los alrededores de Petra los nabateos extrajeron sílice de varias canteras, formando hormigón, resistente al agua. Aunque las aguas freáticas del mar pasan por debajo de la ciudad y la base de algunos monumentos con el tiempo se ha deteriorado, la mayor parte de edificios siguen en un estado de conservación bastante bueno.

Recorrer Petra

La mejor forma de conocer Petra es andando por sus calles y senderos, e ir descubriendo los monumentos esculpidos en las rocas, a poder ser con un guía especializado, como los que incluimos en nuestras ofertas (Kaluma Travel). A la ciudad sólo se puede acceder por un sendero de montaña al noroeste, o a través de un cañón de 1,5 kilómetros de longitud y unos 200 metros de altura. En Petra hay varios hoteles y restaurantes, y recomendamos pasar un par de días allí para poder recorrer todos los rincones de la antigua ciudad.

Tesoro o Khazné

Tesoro o Khazné

De entre todos los monumentos que podemos visitar en Petra destacan el Tesoro o Khazné, las Tumbas Reales, el monasterio Deir, las estatuas a dioses preislámicos y las canalizaciones, todo ello del periodo nabateo. El Tesoro tiene un especial interés; es un edificio tallado en la roca, de 40 por 28 metros. Se supone que se construyó sobre el Siglo I a.C. para albergar una tumba real o un tesoro faraónico, aunque su uso no se ha podido saber a ciencia cierta. Es un monumento único, sin duda el más importante de Petra.

Del periodo romano destacan la calle mayor y el templo Qasr el-Bint, único monumento de la ciudad construido y no tallado en la roca, así como el teatro, creado por los nabateos y ampliado por los romanos. De la época bizantina destacan grandes iglesias como la “iglesia bizantina”, decorada con mosaicos de estilo greco-romano, parada obligatoria en el recorrido por la ciudad.

Por último, una curiosidad; muchas películas y series se han rodado en Petra, principalmente en los exteriores. Por ejemplo, el exterior de “Indiana Jones y la Última Cruzada” se rodó en el Tesoro. Desde Kaluma Travel animamos a los viajeros a encontrar las ficciones localizadas en Petra.

El mar Muerto

Flotando en el Mar Muerto

Flotando en el Mar Muerto

Otra experiencia esencial en Jordania es tomarse un baño en el Mar Muerto. El mar Muerto es un lago que recibe aguas principalmente del río Jordán. Al estar estancado, y debido a las pocas precipitaciones de la zona, las aguas del mar Muerto son muy peculiares; ricas en calcio, magnesio, potasio y bromo, y pobres en sodio, sulfatos y carbonatos, las aguas del mar Muerto son una importante fuente de sal, yeso, bromuros y potasas para la región, y al ser especialmente densas hacen que al bañarse en ellas la gente flote. Los baños en las aguas del mar Muerto son reconfortantes, y el barro del fondo marino es nutritivo y muy sano para la piel. Eso sí, se recomienda llevar calzado adecuado para entrar en el mar, pues está lleno de cristales de sal.

Para más información sobre Jordania podéis hacernos cualquier consulta, estaremos encantados de resolver vuestras dudas. En Jordania no hay en la actualidad ningún conflicto que pueda poner en peligro la integridad del turista, y es un destino que en Kaluma Travel recomendamos especialmente.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *