Jordania Maravillosa (1): Ammán

Desde Kaluma Travel proponemos un recorrido por Jordania, reino de gran interés turístico. Empezamos por su capital, la ciudad de Ammán.

Ammán, ciudad histórica

Ammán al anochecer

Ammán al anochecer

Ammán es la capital de Jordania. Cuenta con una población de más de 2 millones de habitantes. En sus 6.500 años de historia varias civilizaciones han poseído la ciudad, para perderla después, hasta el actual dominio del reino jordano. Así, los primeros registros de Ammán fechan del Neolítico, y desde el Siglo XIII a.C. la controlaron amonitas, asirios, persas, griegos y romanos. En el año 324 se impuso el cristianismo, y luego fue dominada por musulmanes, omeyas y abasíes. En el año 1921 el rey Abdullah I de Jordania la hizo capital de su reino. Durante los últimos 60 años la ciudad ha crecido mucho, nutriéndose de refugiados palestinos.

Qué hacer en Ammán

Un recorrido por Ammán permitirá al turista conocer su rica y variada historia. Es de obligada visita la Ciudadela, sobre la antigua Rabbath-Ammon, que alberga restos de las épocas bizantina e islámica temprana. Allí también se encuentra el Museo Arqueológico, donde se pueden ver yacimientos prehistóricos y antiguos de Jordania, hasta el Siglo XV.

Hay muchas actividades comerciales en Ammán que pueden resultar placenteras para el visitante, como visitar el zoco de Souk Jara, donde se venden joyas y bordados, pasear por Al Wakalat, una avenida comercial con tiendas internacionales, o comprar artesanía local o piezas de oro en el centro de la ciudad.

El plato típico nacional es el Mansaf, de arroz, cordero y salsa de yogur. Se puede degustar en muchos sitios, aunque nosotros recomendamos comer por lo menos una vez en el Al-Quds, uno de los restaurantes más antiguos de la ciudad, y en el Kan Zaman, donde se puede disfrutar de danzas y música árabe. Los dulces en Ammán son excelentes, principalmente los pastelitos y bizcochos típicos, que se pueden tomar con un zumo de caña de azúcar. Todo ello se puede degustar en alguna de las cafeterías al aire libre, donde también podremos fumar la shisha, la típica pipa de agua turca, que ahora también se fuma con tabaco de sabores varios.

No podemos dejar Ammán sin haber disfrutado de un atardecer en alguna de las colinas de la ciudad; las vistas sobre Ammán justo antes de la puesta de sol son de una belleza extrema.

Ajlun y Jerash

Jerash

Jerash

En las cercanías de Ammán encontramos el castillo de Ajlun, denominado por los árabes antiguamente Qala’at ar rabad, y ahora Qala’at Salah Ad-Dein. Es un castillo islámico construido a principios a finales del Siglo XII para defender la región y proteger las comunicaciones entre el sur de Jordania y Siria. El ambiente del castillo, medio en ruinas, tiene una magia especial, pues está lleno de recovecos y rincones, algunos bien iluminados y otros no tanto. Sin embargo la visita al castillo de Ajlun permite disfrutar, por su ubicación estratégica, de unas vistas excelentes del Valle de Jordán.

A 50 kilómetros de Ammán encontramos la ciudad de Jerash. Dentro del Valle de Jordán, es una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo. Ciudad clave en varias épocas, Jerash está en un valle fértil, existe desde el periodo Neolítico y es clave para comprender el desarrollo de la historia de la región. Sus espectaculares ruinas están junto a la ciudad moderna, y se recomienda visitarlas a fondo.

En el próximo post de Kaluma Travel sobre Jordania describiremos las posibilidades turísticas que ofrecen la ciudad de Petra y el Mar Muerto.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *