Hay vida más allá de Facebook

Evidentemente en la gran mayoría de estrategias en medios sociales uno va a incluir a cualquiera, o a todas, las grandes redes, empezando por Facebook, Twitter y LinkedIn y siguiendo por Youtube, Slideshare, Flickr y ahora Pinterest.

Algunas de ellas, especialmente las más genéricas y con mayor tráfico, son básicas casi siempre por varios motivos: la capacidad viral que tienen y alto volumen de tráfico referido que envían a tus sitios, o sea, es relativamente fácil “pescar” en ellas. Pero no todo acaba ahí y, muchas veces, hay que saber combinar éstas con otras más pequeñas y, quizás, más adecuadas a la empresa.

Pero la realidad es la que es y muchas empresas, especialmente PYMES, acaban yendo a lo “fácil” y se quedan con las “grandes” por una combinación de razones que va desde recursos disponibles hasta la facilidad y la moda y, admitámoslo, porque abunda la falta de desarrollo de Planes y de Estrategias (ya escribí una vez sobre la importancia del desarrollo de planes aunque solo fuera como forma de reflexión). Si lo pensamos con calma en realidad esto es un error. Cualquier empresa define donde invertir en publicidad en función de dos cosas (o debería): recursos económicos de los que dispone y el coste de captación de un cliente o de una venta (el ROI, si lo decimos en plan directo).

En Internet el error está en no aplicar el mismo criterio: voy a los sitios donde hay más gente, con independencia de si es ahí donde debo o no estar. Casi nadie lo pone en duda, básicamente, como efecto de la vorágine en la que vivimos por causa de la “fiebre 2.0” que invade el mundo.

Pocas empresas se dedican a definir su presencia online en función de su target. Sí, es verdad, segmentar y decidir quién es el target al que te diriges es algo “difícil” tanto en el mundo online como en el offline. O mejor dicho, casi todos respondemos a la pregunta “¿A quién le vendes tu producto? ¿Quién es tu consumidor tipo?” con “Todo el mundo”. Nos da miedo segmentar por aquello de no perder posibles ventas o segmentos de mercado. Pero la realidad es que el mercado y el consumidor te acaban posicionando en un sitio concreto, te ven de un modo X que hace que automáticamente tu target sea el que es. Esto, que ocurre siempre, en Internet es razonablemente fácil de manejar dentro de la estrategia 2.0

Lo que cualquier empresa y negocio debería hacer es segmentar bien en qué redes o sitios sociales quiere desarrollar su estrategia de presencia online para no matar moscas a cañonazos lo que, al final, hará más eficiente el uso de los (pocos) recursos de los que algunas empresas disponen. Para ello una empresa debería hacerse estos tres planteamientos antes de empezar:

  • Cuál es mi negocio. A qué me dedico y qué tengo que me diferencia del resto del mundo.
  • Qué estoy vendiendo. Que producto o servicio ofrezco y para qué sirve
  • A quien se lo estoy vendiendo. Quien es el target y por donde se mueve. Y, sobre todo, por qué y bajo qué circunstancias me lo va a comprar a mí.

En 2shareworld desarrollamos una infografía donde mostrábamos la metodología y qué investigar en la fase de análisis en cualquier proyecto 2.0.

Si conozco bien a mi público objetivo y qué producto ofrezco seré capaz de escribir una lista de palabras o cadenas de palabras que usa para buscar por Internet cada vez que quiere comprar el producto o servicio que ofrezco, o cuando busca información sobre él (que puede acabar en una venta). El resultado de las búsquedas de esas palabras me mostrará espacios en Internet donde ese target se mueve. Y ahí ya podré definir mucho mejor mi estrategia de presencia online.

Quizás acabes llegando a la conclusión que antes que tener una página en Facebook es mejor participar en debates en LinkedIn o ser activo comentado en algunos blogs donde se mueve tu target o descubrirás una pequeña red social creada en Ning donde tu target es muy activo. O simplemente eso te ayudará a decidir si Facebook merece que le dediques 2 horas al día o sólo 20 minutos. O sea, que también te ayudará a gestionar mejor tus recursos en el día a día.

Muchas empresas se dejan llevar por el efecto moda y se meten en Facebook, por decir un nombre pero valdría cualquiera de las grandes redes, sin saber si realmente ahí está su target, luego no hay ningún tipo de retorno de la inversión y llega la decepción. Y todo por no haber dedicado unas horas a investigar qué quiero hacer, a quién quiero impactar y qué recursos tengo.

Os dejo con esta vídeo-píldora sobre el mismo tema. Ya sabéis que podéis encontrar mis vídeos píldoras en mi canal de Youtube y en el canal de Youtube de 2shareworld.


¡Que tengáis una feliz semana y os recuerdo que aún podéis llevaros a casa 3 libros GRATIS!

 

www.davidsoler.es

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *