filtrado de aire

Cómo limpiar el cubo de la basura

Hay ciertas zonas de nuestra casa que, por muy limpios que seamos, son un foco de bacterias, alérgenos y otros habitantes desagradables que afectarán a nuestra calidad de vida, seamos o no alérgicos o alérgicas. Algunos de estos rincones son detrás o debajo de los muebles o en lugares con humedad y poca luz como la tierra de las macetas o el cubo de la basura.

Este último recipiente emana, en ocasiones, un olor muy desagradable debido a los restos orgánicos mezclados. También puede pasar que ese tufillo atraiga a diferentes insectos, lo que será más preocupante si somos sensibles a su veneno. Por ello, vamos a daros unos consejos para que optimicéis la limpieza del cubo, evitéis compañías animales inesperadas y mejoréis el aire que respiráis.

Todos ellos son aplicables a partir del cubo limpio, por tanto, lo primero que deberéis hacer es coger los guantes, el estropajo y vuestro limpiador habitual. Una vez hecho esto, es importante secarlo bien para evitar la humedad.

El primer truco que podréis utilizar serán unos polvos mágicos, pero en este caso no son de hada si no de bicarbonato. Espolvorea una cucharada sopera por el fondo. Si quieres mejorar el olor, añade ralladura de limón. Coloca la bolsa sobre esta base y cambia la mezcla una vez a la semana.

El zumo de limón y el de cítricos en general, puede serte muy útil para eliminar malos olores. Si exprimes media naranja, pomelo, etc. y lo aplicas una vez a la semana con una bayeta humedecida conseguirás que tu casa desprenda una fragancia más agradable de forma natural. Si lo aplicas sobre superficies a las que no llega mucha luz, recuerda secarlas después.

Las infusiones son muy útiles para muchas situaciones. El rato de limpiar es una de ellas. Rocía cada día el cubo de basura con esencia de árbol de té diluida en agua, con este remedio alejarás también a los insectos que vengan a buscar alimento.

También puedes utilizar una toallita húmeda, por ejemplo de las que sirven para que no se mezclen los colores en la lavadora. Si ya está seca, vuelve a humedecerla en agua e imprégnala de canela.

Colocándola en el fondo del tubo mejoras el olor del rincón. Esta especia aleja a las hormigas, por lo que es especialmente recomendable utilizarla si sufres una plaga de estas. En este caso, puedes añadir un poco en el agua de fregar o poner un recipiente con agua y canela cerca de puertas y ventanas, evitando el uso de insecticidas químicos que pueden ser perjudiciales para tu salud.

Por último, si tienes gatos, puedes cubrir el fondo del cubo de basura con una capa de cinco centímetros de su arena. Debes cambiarla cada dos semanas.

Una vez limpio y desinfectado el cubo de la basura, deberíamos prestar atención a la limpieza del resto de nuestra vivienda. Hay que tener en cuanta que posiblemente muchos patógenos habrán pasado desde el cubo al ambiente del hogar, por lo que se hace necesario filtrar el aire que respiramos. El método más efectivo es utilizando sistemas de filtración que posean filtros HEPA, como los de Filterqueen, de modo que podamos asegurarnos niveles de limpieza de hasta un 98%. Puedes ver cómo funcionan estos dispositivos en el siguiente vídeo de Filterqueen.

Sistemas de filtración de aire Filterqueen

En definitiva, se trata de mantener en buenas condiciones el aire que respiramos, y en el caso del hogar, el cubo de basura puede convertirse en una fuente importante de contaminantes que deberemos eliminar.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Cómo limpiar el cubo de la basura, 5.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *