Archivos de la categoría Turismo

Jordania Maravillosa (2): Petra y el Mar Muerto

Desde Kaluma Travel proponemos un recorrido por Jordania, reino de gran interés turístico. En el post anterior empezamos por su capital, la ciudad de Ammán. Ahora iremos hacia Petra y conoceremos un poco mejor los secretos que esconde el Mar Muerto.

Petra, la ciudad del desierto

Tumbas Reales en Petra, Jordania

Tumbas Reales en Petra, Jordania

Petra está considerada una de las Siete Maravillas del Mundo desde 2007. Fue la capital del antiguo reino Nabateo (Siglo IV a.C. al I d.C.), que se desarrolló al sur y al este de Palestina. La ciudad, a unos 200 km al sur de Ammán, se esculpió en las rocas del Valle de la Áraba, un valle angosto que va desde el mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba. Su situación, resguardada, con un suministro seguro de agua y cercana al mar, la convirtió en un lugar clave para el comercio entre Egipto, Siria y Arabia y el Sur del Mediterráneo, epicentro de la ruta comercial de productos de lujo (seda, especias, marfil, perlas e incienso).

Los nabateos recogían el agua de la lluvia y la canalizaban en pequeños acueductos subterráneos. Para asegurar el suministro la distribuían a los ciudadanos de Petra mediante un sistema de reglas. Una red hidráulica de tuberías de cerámica contenía el agua en varios embalses, y la ciudad también contaba con una fuente pública. Estos acueductos y embalses todavía se pueden ver hoy en día.

La roca con la que se construyó Petra es la arenisca, una roca homogénea y dura. En los alrededores de Petra los nabateos extrajeron sílice de varias canteras, formando hormigón, resistente al agua. Aunque las aguas freáticas del mar pasan por debajo de la ciudad y la base de algunos monumentos con el tiempo se ha deteriorado, la mayor parte de edificios siguen en un estado de conservación bastante bueno.

Recorrer Petra

La mejor forma de conocer Petra es andando por sus calles y senderos, e ir descubriendo los monumentos esculpidos en las rocas, a poder ser con un guía especializado, como los que incluimos en nuestras ofertas (Kaluma Travel). A la ciudad sólo se puede acceder por un sendero de montaña al noroeste, o a través de un cañón de 1,5 kilómetros de longitud y unos 200 metros de altura. En Petra hay varios hoteles y restaurantes, y recomendamos pasar un par de días allí para poder recorrer todos los rincones de la antigua ciudad.

Tesoro o Khazné

Tesoro o Khazné

De entre todos los monumentos que podemos visitar en Petra destacan el Tesoro o Khazné, las Tumbas Reales, el monasterio Deir, las estatuas a dioses preislámicos y las canalizaciones, todo ello del periodo nabateo. El Tesoro tiene un especial interés; es un edificio tallado en la roca, de 40 por 28 metros. Se supone que se construyó sobre el Siglo I a.C. para albergar una tumba real o un tesoro faraónico, aunque su uso no se ha podido saber a ciencia cierta. Es un monumento único, sin duda el más importante de Petra.

Del periodo romano destacan la calle mayor y el templo Qasr el-Bint, único monumento de la ciudad construido y no tallado en la roca, así como el teatro, creado por los nabateos y ampliado por los romanos. De la época bizantina destacan grandes iglesias como la “iglesia bizantina”, decorada con mosaicos de estilo greco-romano, parada obligatoria en el recorrido por la ciudad.

Por último, una curiosidad; muchas películas y series se han rodado en Petra, principalmente en los exteriores. Por ejemplo, el exterior de “Indiana Jones y la Última Cruzada” se rodó en el Tesoro. Desde Kaluma Travel animamos a los viajeros a encontrar las ficciones localizadas en Petra.

El mar Muerto

Flotando en el Mar Muerto

Flotando en el Mar Muerto

Otra experiencia esencial en Jordania es tomarse un baño en el Mar Muerto. El mar Muerto es un lago que recibe aguas principalmente del río Jordán. Al estar estancado, y debido a las pocas precipitaciones de la zona, las aguas del mar Muerto son muy peculiares; ricas en calcio, magnesio, potasio y bromo, y pobres en sodio, sulfatos y carbonatos, las aguas del mar Muerto son una importante fuente de sal, yeso, bromuros y potasas para la región, y al ser especialmente densas hacen que al bañarse en ellas la gente flote. Los baños en las aguas del mar Muerto son reconfortantes, y el barro del fondo marino es nutritivo y muy sano para la piel. Eso sí, se recomienda llevar calzado adecuado para entrar en el mar, pues está lleno de cristales de sal.

Para más información sobre Jordania podéis hacernos cualquier consulta, estaremos encantados de resolver vuestras dudas. En Jordania no hay en la actualidad ningún conflicto que pueda poner en peligro la integridad del turista, y es un destino que en Kaluma Travel recomendamos especialmente.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Jordania Maravillosa (1): Ammán

Desde Kaluma Travel proponemos un recorrido por Jordania, reino de gran interés turístico. Empezamos por su capital, la ciudad de Ammán.

Ammán, ciudad histórica

Ammán al anochecer

Ammán al anochecer

Ammán es la capital de Jordania. Cuenta con una población de más de 2 millones de habitantes. En sus 6.500 años de historia varias civilizaciones han poseído la ciudad, para perderla después, hasta el actual dominio del reino jordano. Así, los primeros registros de Ammán fechan del Neolítico, y desde el Siglo XIII a.C. la controlaron amonitas, asirios, persas, griegos y romanos. En el año 324 se impuso el cristianismo, y luego fue dominada por musulmanes, omeyas y abasíes. En el año 1921 el rey Abdullah I de Jordania la hizo capital de su reino. Durante los últimos 60 años la ciudad ha crecido mucho, nutriéndose de refugiados palestinos.

Qué hacer en Ammán

Un recorrido por Ammán permitirá al turista conocer su rica y variada historia. Es de obligada visita la Ciudadela, sobre la antigua Rabbath-Ammon, que alberga restos de las épocas bizantina e islámica temprana. Allí también se encuentra el Museo Arqueológico, donde se pueden ver yacimientos prehistóricos y antiguos de Jordania, hasta el Siglo XV.

Hay muchas actividades comerciales en Ammán que pueden resultar placenteras para el visitante, como visitar el zoco de Souk Jara, donde se venden joyas y bordados, pasear por Al Wakalat, una avenida comercial con tiendas internacionales, o comprar artesanía local o piezas de oro en el centro de la ciudad.

El plato típico nacional es el Mansaf, de arroz, cordero y salsa de yogur. Se puede degustar en muchos sitios, aunque nosotros recomendamos comer por lo menos una vez en el Al-Quds, uno de los restaurantes más antiguos de la ciudad, y en el Kan Zaman, donde se puede disfrutar de danzas y música árabe. Los dulces en Ammán son excelentes, principalmente los pastelitos y bizcochos típicos, que se pueden tomar con un zumo de caña de azúcar. Todo ello se puede degustar en alguna de las cafeterías al aire libre, donde también podremos fumar la shisha, la típica pipa de agua turca, que ahora también se fuma con tabaco de sabores varios.

No podemos dejar Ammán sin haber disfrutado de un atardecer en alguna de las colinas de la ciudad; las vistas sobre Ammán justo antes de la puesta de sol son de una belleza extrema.

Ajlun y Jerash

Jerash

Jerash

En las cercanías de Ammán encontramos el castillo de Ajlun, denominado por los árabes antiguamente Qala’at ar rabad, y ahora Qala’at Salah Ad-Dein. Es un castillo islámico construido a principios a finales del Siglo XII para defender la región y proteger las comunicaciones entre el sur de Jordania y Siria. El ambiente del castillo, medio en ruinas, tiene una magia especial, pues está lleno de recovecos y rincones, algunos bien iluminados y otros no tanto. Sin embargo la visita al castillo de Ajlun permite disfrutar, por su ubicación estratégica, de unas vistas excelentes del Valle de Jordán.

A 50 kilómetros de Ammán encontramos la ciudad de Jerash. Dentro del Valle de Jordán, es una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo. Ciudad clave en varias épocas, Jerash está en un valle fértil, existe desde el periodo Neolítico y es clave para comprender el desarrollo de la historia de la región. Sus espectaculares ruinas están junto a la ciudad moderna, y se recomienda visitarlas a fondo.

En el próximo post de Kaluma Travel sobre Jordania describiremos las posibilidades turísticas que ofrecen la ciudad de Petra y el Mar Muerto.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Viaje a Egipto: Guiza (3) – Jafra, Menkaura y la Gran Esfinge

En los anteriores posts del viaje a Egipto con Kaluma Travel dimos información general sobre la Necrópolis de Guiza y entramos en la Gran Pirámide de Jufu (Keops). Aquí visitaremos las Pirámides de Jafra y Menkaura y la Gran Esfinge de Guiza.

Pirámide de Jafra o Kefrén

Pirámide de Jafra

Pirámide de Jafra

La Pirámide de Jafra (nombre egipcio) o Kefrén (nombre griego) la erigió el Faraón con dicho nombre para asegurar su inmortalidad. Se terminó su construcción el año 2.520 a.C, y, como la Gran Pirámide de Jufu o Keops, es una pirámide principal. Mide 143,5 metros de altura y, por su construcción en un plano más elevado que el de la Gran Pirámide de Jufu, parece más alta. Los lados de la base miden 215 metros (46.225 m2), y fue la primera pirámide egipcia construida usando el triángulo sagrado egipcio, de proporciones 3-4-5.

Jafra o Kefrén fue el cuarto Faraón de la IV Dinastía. En el Museo de El Cairo se puede ver una estatua del Faraón que protegía la entrada a su Pirámide de Jafra; la estatua es una representación del Faraón sentado, protegido por el dios Horus, símbolo del sol, dios primero del Bajo Egipto y más tarde de todo el Imperio. El explorador italiano Giovanni Batista Belzoni descubrió, en su viaje a Egipto el 1.818, la Cámara del Faraón, donde sólo había un sepulcro vacío con algunos huesos de vaca. El interior de la Pirámide de Jafra, como el de la de Jufu, se puede visitar en la actualidad, y además fue reformado recientemente para facilitar la visita.

El Templo del Valle

El Templo del Valle. Fuente: wikipedia

El Templo del Valle. Fuente: wikipedia

El complejo funerario de Jafra o Kefrén cuenta también con un templo cerca de la pirámide y otro en el valle, todo unido por una calzada. En el templo del valle se hacían rituales de purificación de la momia del difunto Faraón, y era un lugar de culto tan importante como las propias pirámides. Aunque hasta el siglo XIX estuvo cubierto de arena y está bastante deteriorado merece la pena verlo para hacerse una idea de su importancia en el Antiguo Egipto dentro del conjunto funerario dedicado a Jafra o Kefrén.

Gran Esfinge de Guiza

Gran Esfinge de Guiza

Gran Esfinge de Guiza

También obra del Faraón Jafra o Kefrén, la Gran Esfinge de Guiza es una escultura de unos 57 metros de longitud y unos 20 metros de altura que representa un león con rostro de persona. Se dice que el rostro podría ser el del Faraón, y la escultura está hecha íntegramente de roca caliza. Aunque la piedra caliza se erosiona con facilidad la arena del desierto ha protegido la escultura gigante hasta el día de hoy. Hay muchas hipótesis sobre los desperfectos en el rostro de la Esfinge, y no se sabe con certeza por qué perdió la nariz. Se supone que fueron los ataques de Napoleón y los mamelucos a Egipto en el siglo XIX, pero los desperfectos ya están documentados de mucho antes. La hipótesis más razonable es que la nariz se fue desintegrando por la erosión de los más de 4.500 años de edad de la Esfinge. En la antigüedad el rostro y el cuerpo estaban pintados de rojo, y el nemes, el tocado faraónico que cubre la cabeza, con rayas amarillas y azules.

La Divina Pirámide

Menkaura (nombre egipcio) o Micerino (nombre helénico) fue el quinto Faraón de la IV Dinastía. Hijo de Kefrén y nieto de Keops, se cree que reinó del año 2.514 a.C hasta el año 2.486 a.C. Se le atribuye la construcción de la tercera pirámide del complejo funerario de Guiza, la menor de las tres principales,  además de tres pequeñas pirámides subsidiarias.

A la Pirámide de Menkaura o Micerino también se la conoce como la Divina Pirámide, y tiene 66,5 metros de altura. Quedó inacabada por la muerte del Faraón, y en la cara norte muestra un gran hueco, causado por el intento de derruir las pirámides del rey Al-Aziz Uthman en el siglo XII. En su interior se encontró un sarcófago de basalto que se mandó a Inglaterra el año 1.838 para su exposición en el Royal British Museum, pero el barco que lo transportaba, el Beatrice, se hundió entre Malta y Cartagena. A día de hoy todavía está perdido por las costas del Mediterráneo.

En el siguiente post del viaje a Egipto (Guiza) con Kaluma Travel, cuarto y último, daremos algunos consejos prácticos para el viajero que desee visitar el área de la Necrópolis de Guiza y sus grandes pirámides y monumentos.

Texto: Xesc Cabot www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Viaje a Egipto: Guiza (2) – La Gran Pirámide de Jufu (Keops)

En el anterior post del viaje a Egipto con Kaluma Travel dimos información general sobre la Necrópolis de Guiza. Aquí entraremos en la Gran Pirámide de Jufu (Keops).

La Gran Pirámide de Jufu (Keops)

En el mundo de la arqueología se suele afirmar que su construcción terminó hacia el año 2570 a.C. Se construyó para el culto al segundo faraón de la cuarta dinastía, Jufu (nombre egipcio; Keops en griego), y el arquitecto que la edificó fue Hemiunu. El reinado de Jufu, (o Keops) fue el primer ejemplo histórico de absolutismo que se conoce. La pirámide se llamó El Horizonte luminoso de Jufu.

La pirámide consta de más de dos millones de bloques de piedra, de entre 2 y 60 toneladas de peso cada uno de ellos.  La Gran Pirámide tenía una altura de 146 metros, pero se redujo unos 9 metros por la erosión y el paso del tiempo. La base mide 53.000 m2, y cada lado 230 metros; en esa base cabrían hasta ocho campos de futbol. Es la mayor pirámide de Egipto y hasta mediados del siglo XIX fue el edificio de piedra más alto del mundo.

Las tres Grandes Pirámides de Guiza, de izquierda a derecha: Micerino, Kefren, Keops.

Las tres Grandes Pirámides de Guiza, de izquierda a derecha: Micerino, Kefren, Keops.

El interior de la Gran Pirámide

Canales

Si bien la monumental simplicidad de la Gran Pirámide reina en el exterior, su interior es mucho más complejo. Se construyeron dos canales principales, un canal ascendente, que finaliza en la Gran Galería, a 23 metros de altura sobre la base, y otro descendente, que termina después de recorrer 105 metros en la Cámara del Caos o Canal Subterráneo. Hay un Canal Horizontal que lleva hasta la Cámara de la Reina, y muchos más canales verticales que ascienden por la pirámide, algunos como sistema de ventilación, otros no se sabe con qué finalidad. Los canales miden sobre 1,20 metros de altura y un metro de ancho.

Cámaras

Las tres cámaras principales de la Gran Pirámide son: la Cámara del Rey, la Cámara de la Reina y la Cámara del Caos o Cámara Subterránea. La Cámara del Rey contiene un sarcófago vacío, que debía de contener el cuerpo momificado del Faraón Jufu o Keops. La cámara tiene una área de unos 50 m2, 10 de largo por 5 de ancho, y una altura de unos 5 metros. En una de las paredes hay una pequeña apertura hacia el exterior, que a modo de telescopio dirige la mirada hacia las estrellas Circumpolares o “Indestructibles”, garantía de la eternidad del alma del faraón, sus familiares y, por extensión, del pueblo egipcio.

La Cámara de la Reina tiene la misma estructura que la Cámara del Rey, y está justo debajo. En ella no se encontró nada; parece que, aunque reciba este nombre, nunca llegó a albergar los restos de ninguna reina. La tercera cámara principal, la Cámara del Caos o Cámara Subterránea, se construyó en la parte baja de la pirámide para albergar los restos del Faraón al morir, pero finalmente se acabó abandonando la idea.

Dentro de la Gran Pirámide hay otras cámaras, la mayoría vacías, y otras que parecen trampas para los visitantes no deseados, como la Antecámara o Cámara de los Rastrillos, que parece ser que servía para bloquear el acceso a la Cámara del Rey. También hay cámaras que cumplen una función puramente arquitectónica, como las cámaras de descarga, que sirven para aliviar el peso sobre la Cámara del Rey y protegerla en caso de terremotos.

Tesoros, trampas y misterios

La Gran Pirámide de Jufu o Keops encierra grandes misterios que no se han podido resolver nunca. El primer y principal misterio es el de su construcción. Por textos de historiadores de la antigüedad hemos podido saber que se tardaron unos 20 años en completar la construcción de la Gran Pirámide. Esto supondría la colocación en el sitio adecuado de una losa de piedra tallada de entre 2 y 60 toneladas de peso cada 3 minutos. Cómo se hizo, sin ruedas ni tecnología moderna, para transportar esas losas y colocarlas en su sitio, llegando a los casi 150 metros de altura del monumento, sigue siendo un gran enigma.

La construcción del interior de la pirámide, con las canalizaciones, pasadizos y cámaras también sorprende por su aparente dificultad. Se supone que los egipcios utilizaron sistemas de rampas, pero no se sabe exactamente cómo hicieron la gesta de construir algo tan complejo. Las puertas secretas en pasadizos y cámaras con aparentes trampas para los visitantes no deseados hicieron presuponer que las pirámides estaban diseñadas para que el que entrase no pudiese salir nunca, y la ausencia de tesoros puede deberse a saqueadores de tumbas, pero también se ha especulado con la presencia de cámaras secretas, principalmente en el subsuelo de la pirámide, que podrían albergar tesoros escondidos, sarcófagos o incluso restos momificados de habitantes ilustres del Antiguo Egipto.

Museo del Barco Solar

Al lado de la Gran Pirámide hay un gran barco hecho museo. Es el Barco Solar, que se supone que se construyó para el Faraón Jufu o Keops; su función no se sabe con exactitud, pues es una barca para ser usada en el mar, de 43,4 metros de eslora y capaz de transportar más de 40 toneladas de peso, y muestra signos de haber sido usada. No se sabe si sirvió para transportar el cuerpo embalsamado del Faraón por el Nilo o si era una embarcación suya que se enterró con él en su pirámide para usarla en la vida después de la muerte. El barco lo descubrió Kamal el-Mallakh dentro de la Gran Pirámide el año 1954, sepultado bajo unas losas.

En el próximo post Kaluma Travel el viaje a Egipto (Guiza) nos acercará, de la mano de Kaluma Travel, a las Pirámides de Kefren y Micerinos y la Gran Esfinge de Guiza.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Viaje a Egipto: Guiza (1) – Información general

Pirámides de Guiza

En cualquier viaje a Egipto es esencial visitar las pirámides de Guiza. Aunque existen hasta 120 pirámides del Antiguo Egipto las tres pirámides del conjunto monumental de Guiza son las más representativas de estos espectaculares monumentos, tanto por su tamaño y antigüedad como por la importancia que tuvieron en el Imperio que floreció hace nada menos que unos 4.600 años a orillas del río Nilo.

Sobre las pirámides de Egipto hay muchísima información; no en vano la Gran Pirámide de Guiza es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que queda en pie. Sin pretender hacer aquí ningún tratado sobre una de las tipologías arquitectónicas más interesantes del mundo, extremadamente simples pero a la vez también muy complejas, desde Kaluma Travel ofreceremos algunos datos de interés para el viajero que desee conocer un poquito mejor las pirámides de Guiza.

Las pirámides: parte de un conjunto funerario

Se suele pensar que las pirámides son tumbas de faraones egipcios, y esto es cuanto menos inexacto. Las pirámides del Antiguo Egipto formaban parte de un conjunto funerario. Los conjuntos funerarios que presidían las pirámides constaban de una pirámide principal, dedicada al culto al faraón, varias pirámides subsidiarias, dedicadas a reinas y princesas, dos templos, uno alto, cerca de las pirámides, y otro bajo, en la orilla del río Nilo, el camino que unía los templos y un muro que cerraba el recinto.

El culto al faraón debía servir para alimentar su ka, la “fuerza vital” según la mitología egipcia, parte del espíritu del ser humano. El ka se transmitía al faraón directamente de los dioses, y de él pasaba a la población. Este concepto es básico para entender la importancia de las pirámides para el pueblo egipcio; el ka del faraón, que perduraba después de su muerte, debía alimentarse mediante el culto. Y las pirámides era donde se canalizaba la adoración del pueblo, conteniendo la esencia del rey para toda la eternidad.

La Necrópolis de Guiza

Guiza es una gran ciudad, situada a unos 20 kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo. A orillas del río Nilo, cuenta con más de dos millones y medio de habitantes. Guiza formaba parte de la gran Necrópolis de Menfis o Her-necher (la Necrópolis). De más de 40 kilómetros de extensión, Menfis incluye cuatro campos de pirámides (Guiza, Abusir, Saqqara y Dahshur), y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Menfis alcanzó su esplendor durante la Cuarta Dinastía (2.630 a.C a 2.500 a.C), cuando se construyeron las principales pirámides y templos, así como la Gran Esfinge de Guiza.

En el próximo post Kaluma Travel seguiremos con este viaje a Egipto, a la necrópolis de Guiza y, más concretamente, a la Gran Pirámide de Jufu (Keops).

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Viajes a medida sorprendentes: Perú (3) – Cuzco, Machu Picchu

Plaza de Armas de Cuzco

Plaza de Armas de Cuzco

Tercera entrega del viaje por el Perú con Kaluma Travel.

Cuzco: capital histórica del Perú

Después de visitar la península de Puno viajamos hacia Cuzco, ciudad de más de 400.000 habitantes, declarada en la constitución peruana como la capital histórica del país. Viajaremos siguiendo la ruta que pasa por Sillustani, una península de la laguna Umayo con un conjunto arqueológico de tumbas de la antigua cultura inca Kolla (años 1.200 – 1.450). Las tumbas, llamadas chullpas, son grandes construcciones con forma de cono invertido.

Cuzcu fue la capital del imperio inca. Es una ciudad antigua, con una fuerte presencia de monumentos precolombinos, lo que motivó su declaración como Patrimonio de la humanidad en 1.983 por la UNESCO. En la ciudad es interesante visitar el barrio de San Blas, barrio de artesanos hecho de calles empinadas y estrechas con casonas construidas por los colonizadores españoles sobre ruinas incas. También es importante pasar por la calle Hatun Rumiyuq o “de la roca mayor”, donde se encuentra el antiguo palacio Inca Roca, actualmente parte del Palacio Arzobispal. Es una constante en la ciudad la construcción de grandes palacios e iglesias sobre construcciones importantes del imperio Inca, como la catedral; la Iglesia del triunfo, edificio anexo a la catedral, se construyó sobre el palacio de Viracocha Inca, por ejemplo. Por su importancia precolombina y el legado de la colonización española Cuzco es la ciudad más visitada del Perú.

La cultura precolombina en las cercanías de Cuzco

En las cercanías de Cuzco hay varias poblaciones de interés turístico, todas relacionadas con la cultura precolombina: Chinchero, poblado construido sobre las ruinas de lo que fue la hacienda del gobernante inca Túpac Inca Yupanqui, con un mercadillo de artesanía y textilería inca; Maras, en el Valle Sagrado de los Incas, con una iglesia colonial de paredes de barro, la iglesia de San Francisco de Asís, una zona de salinas con aguas termales saladas y una zona arqueológica, Moray, utilizada por los incas para investigar con semillas, o Ollantaytambo, poblado con vistas al Valle Sagrado de los Incas, ejemplo de la maestría de la arquitectura del pueblo Inca.

Aguas calientes

Finalmente nos dirigimos a Aguas calientes. Su nombre real es Machu Picchu Pueblo, a 30 minutos escasos en autobús del Machu Pichu, último destino del viaje. Aguas calientes se construyó a principios del siglo XX, y era un emplazamiento frroviario entre Cuzco y Santa Ana. El pueblo acabó convirtiéndose en un lugar clave para el turismo en Perú, y alberga todo tipo de alojamientos, desde hostales hasta hoteles de lujo. Aguas calientes toma el nombre del centro de un centro de aguas termales a 800 metros del pueblo, cuyas aguas tienen propiedades medicinales.

 

Machu Picchu

Machu Picchu

El Machu Picchu

Por último visitamos el Machu Picchu, del quechuea sureño machu pikchu, “Montaña Vieja”. Se trata de una ciudadela de vigilancia inca construida en el siglo XV y sus alrededores, varias zonas muy bien conservadas de un antiguo poblado inca. La ciudadela se construyó para proteger lo más selecto de la aristocracia inca ya que, por su ubicación, rodeada de acantilados y con una sola entrada, era muy fácil de defender. El lugar era ideal para la observación de la bóveda celeste, y el sol y las estrellas eran divinidades para los incas. Además, su suelo rico en minerales, su clima benévolo y la presencia de una cantera de granito blanco en las cercanías hacían del lugar un emplazamiento perfecto para los aristócratas incas.

Machu Picchu: naturaleza y arquitectura

Machu Picchu: naturaleza y arquitectura

El Machu Picchu es, por su función y estructura, la reliquia más importante que nos queda de la civilización Inca. Representa la integración perfecta de la arquitectura con el paisaje, y hay que considerarlo como mucho más que una ciudadela de vigilancia. En su momento también sirvió como centro de hasta 32 asentamientos incas que, dispersos por las laderas, complementaban el centro neurálgico con otras funciones socioeconómicas: producción, administración, religión,… Así, en una visita al Machu Picchu el turista tiene la sensación de revivir la época del imperio Inca, de entender a la perfección la perfecta simbiosis entre la antigua cultura y el paisaje que la vio nacer.

Con la visita al Machu Picchu terminamos nuestro viaje a medida sorprendente con Kaluma Travel por el Perú, un viaje donde pasado y presente están conectados en un entorno natural único.

Xesc Cabot – http://www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Viajes a medida sorprendentes: Perú (1)

Plaza de Armas de Lima (Perú)

Hay viajes que permiten vivir diferentes experiencias al viajero, satisfaciendo curiosidades e intereses distintos. Uno de los destinos que mejor cumple esta característica esencial es Perú. El país andino combina elevadas montañas con largas planicies, selvas y superficies desérticas, y puede satisfacer tanto el amor por la naturaleza en todo su esplendor como el interés por la historia, la arqueología o las costumbres más arraigadas.

Kaluma Travel hemos seleccionado un itinerario por la geografía del Perú que sin duda se convertirá en un viaje a medida sorprendente para cualquier viajero que decida hacerlo.

Lima: la Ciudad de los Reyes y el Museo Nacional de Arqueología

Kaluma Travel proponemos empezar el viaje por el Perú en Lima, capital del país. Lima se fundó en 1535, llamándose inicialmente la Ciudad de los Reyes. A orillas del Pacífico, Lima es una gran ciudad, con aproximadamente ocho millones de habitantes. En Lima se pueden visitar antiguos yacimientos incas, así como grandes catedrales y palacios de la época colonial española. Hay que visitar el centro de la ciudad, bullicioso y animado, y también se recomiendan las zonas cercanas a la playa. El Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, situado en el distrito de Pueblo Libre, es el museo más antiguo e importante del Perú. Allí podemos encontrar objetos de gran valor histórico, que nos ayudarán a entender los orígenes tanto de la ciudad como del país. Cuenta con la colección más numerosa de ceramios del Antiguo Perú, una importante colección de metales con objetos de oro, plata y piedras preciosas y tejidos de avanzada tecnología, complejidad y riqueza, que van desde los primeros pobladores hasta la época Inca.

MUSEO DE ORO

Museo de Oro en Lima (Perú).

Pisco – Reserva nacional de Paracas – Islas Ballestas

Seguimos el viaje desplazándonos hacia la provincia de Pisco, donde visitaremos la Reserva nacional de Paracas. Paracas es una reserva nacional de aves migratorias, de clima subtropical desértico proveedora de refugio y alimentación en sus largas travesías anuales, propiciando su reproducción y conservación. Algunas de las especies protegidas que podemos encontrar en la reserva son  los pelícanos, la gaviota gris, el pingüino de Humboldt, el cóndor y las parihuanas o flamencos.

Las Islas Ballestas se encuentran al norte de la Reserva nacional de Paracas, cerca de la ciudad de Pisco. Son pequeñas islas que albergan aves guaneras como el guanay,  el piquero y el zarcillo, además de pingüinos, lobos de mar y otros mamíferos. Los lobos de mar son mamíferos de la familia de los otáridos, parecidos a las focas pero con orejas visibles y facilidad para caminar sobre la tierra. Les encanta nadar cerca de las embarcaciones de turistas, todo un espectáculo para el visitante. En las Islas Ballestas veremos también el Candelabro, un gran geoglifo que sirve de faro para las embarcaciones.

Líneas y geoglifos de Nazca y de Pampas de Jumana

Geoglifo de un cóndor en Nazca (Perú)

Geoglifo de un cóndor en Nazca (Perú)

Los geoglifos son figuras construidas sobre grandes extensiones de terreno hace mucho tiempo, en planicies desérticas y laderas de montes. Desde la pequeña ciudad de Nazca, de unos 27.000 habitantes, se pueden visitar las zonas desérticas de los geoglifos de Nazca y de Pampas de Jumana. En estas zonas se realizan distintas actividades turísticas; nosotros recomendamos no dejar de surcar las dunas desérticas montados en buggies, una forma divertida de conocer el entorno.

Cuando se observan de cerca las líneas que componen los geoglifos son simples surcos sobre el terreno. Algunas líneas llegan a medir 275 metros de largo, y se extienden por una superficie de más de 500 km2. Para ver bien las figuras hay que sobrevolar la zona, así podremos distinguir aves, como el cóndor o la libélula, otros animales, como un mono, un caracol o una ballena, e incluso una figura antropomorfa. Hay varias interpretaciones sobre el origen y el significado de los geoglifos, y se consideran Patrimonio de la Humanidad.  Se han conservado durante siglos por las condiciones climáticas de la región.

Para realizar un viaje al Perú como éste se recomienda contar con el asesoramiento de una agencia de viajes especializada en largos trayectos y viajes a medida como Kaluma Travel, una de las agencias con una mejor relación calidad-precio del mercado.

En los siguientes posts seguiremos por el Perú hacia Arequipa y Puno.

Xesc Cabot – www.int-n.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)